Articulos Recientes

Negocio Internacional



Nos sentimos orgullosos y honrados al comunicarles estimados empresarios que tenemos un negocio internacional. Ya estamos en Bogotá Colombia y estrenando producto.

Nuestra fundadora Ana Colmenares abre nuevas puertas en tierras internacionales llevando nuestra filosofía y forma de ver el mundo a otras latitudes en esta oportunidad, con el curso que nos enseña a tocar el alma de la audiencia Curso intensivo de Oratoria y además el curso PsicoTarot que tuvo muy buenos resultados en sus primeras promociones en Caracas Venezuela. Pero ATENCIÓN, tenemos un nuevo producto y lo vamos a estrenar en tieras de nuestra hermana República, Reiki Usui Angelical.

Actívate, promociona y gana dinero haciendo lo que amas.

Visita nuestra platafrma para conocer más

El Fenómeno del Autoengaño



Una zorra ve un racimo de uvas e intenta alcanzarlas. Al darse cuenta de que está demasiado alto, desprecia las uvas diciendo: «¡No están maduras!». «No quiero Uvas, nunca me han gustado las Uvas» Se produjo en la zorra un autoengaño.

Las personas no quieren oír o ver cosas que les pongan en conflicto con sus más profundas creencias y deseos. Y eso está perfecto. ¿Por qué quiero oír cosas que van en contra de mis creencias? 

Claro, se produce una disonancia cognitiva. Ideas opuestas «No pueden convivir en la mente humana». Pero paradójicamente este fenómeno de la disonancia cognitiva que ha representado un problema mental para el ser humano desde los tiempos del nacimiento de la psicología y toda su teoría, también es la clave para una vida plena. La disonancia se cataloga como un autoengaño, donde justifico, argumento y digo todo lo que sea necesario para redondear mis decisiones y opiniones como el ejemplo de la zorra. Todo esto porque duele menos el autoengaño que el reconocimiento.

La teoría plantea que no se puede convivir con ideas o creencias opuestas y siempre busco la forma de justificarlas, pero cuando hay suficiente sabiduría y abundante evolución mental ocurre un milagro en la mente y el corazón llamado Reconocimiento. Aprendo a Reconocer que no tengo la verdad, que puedo errar, que me equivoqué, que puedo ser incoherente y «eso está bien, no está mal». Al fin y al cabo ni bien ni mal, nada es bueno nada es malo.

Hoy se vive la lucha entre el bien y el mal. Siempre un lado contra el otro. Es el mismo principio ortodoxo de lo bueno contra lo malo, de lo feo, contra lo bonito, de lo alto contra lo bajo, pero no es más que una parafrasis de lo que nos han planteado desde el inicio de los tiempos. Dios contra el diablo. Hoy estamos a las puertas de la evolución. De comprender de una vez por todas que los extremos son dañinos. El efecto que causa la disonancia cognitiva es la base del fanatismo. Pero hoy más personas se suman al Reconocimiento que es el primer paso para la transformación. Nadie puede crecer si no reconoce. Ojo pero quedarse allí tampoco genera transformación.  

No me mal interpretes, no se trata de andar por la vida haciendo lo que se me de la gana sin responsabilidad y luego Reconociendolo. Estariamos en el mismo nivel de autoengaño.

Hay que avanzar al otro paso el cual es la Aceptación. El reconocimiento es solo identificar que existe. Aun así toca avanzar a un compromiso conmigo mismo mucho mayor para ACEPTAR que sí estoy en una u otra situación. Aceptar tiene un grado de sencibilidad mucho mayor que el reconocer. Aceptar profundiza en el sentir de verdad la situación, respirarla, conectarse. Y a partir de allí empieza la tercera y última etapa del verdadero milagro y se llama Transformación. Se acaba la resistencia, la justificación que genera la disonancia cognitiva y empieza la verdadera evolución del ser humano, el crecimiento, el avance. A veces es sencillo, a veces no tanto, cada uno tiene un ritmo, respeto el mio y respeto el de los demás. Por eso no hay nada bueno o malo, alto o bajo, feo o bonito, solo es.

No entender con la mente sino comprender con el corazón que puedo vivir con ideas opuestas y reconocerlas es la base de la verdadera sabiduría, porque el alma conoce el camino.  

Ángel Gámez

Empresario-Emprendedor
Escritor-EditorConferencista»Te mando un abrazo de corazón a corazón»@agamezliderazgo +584123770430

La verdad oculta detrás del Coach



La verdad oculta detrás del Coach

Para los años 70 John Grinder y Richard Bandler precursores de la PNL, renombraron, estructuraron y organizaron una metodología de trabajo personal que es más antigua que “Descomer en posición cuclillas, (Detente a analizar la frase anterior)Pues muchos conceptos y procedimientos para tratar la evolución personal ya eran utilizados por gente de la época de antes de Cristo. Sin restarle méritos estos hombres mencionados debo decir que tuvieron la genialidad de organizar, darle forma y además renombrar con términos llamativos todos estos conceptos y procedimientos que con mucho éxito filósofos como Sócrates, Epicuro, Epicteto y Diógenes utilizaban en sus enseñanzas diarias en épocas de la antigüedad.

De modo que: “La PNL existe desde Antes de Cristo, no con ese nombre. Sí sus procedimientos”

Todo fue ocurriendo porque Grinder y Bandler fueron contratados para analizar grabaciones y textos relacionados a los tres psicólogos más exitosos de la época Fritz Perlz, fundador de la psicología Gestáltica. Virginia Satir, desarrolladora de la terapia familiar sistémica. Milton H. Erickson gran maestro hipnoterapeuta.

Al observar todo el contenido se dieron cuenta que aun cuando pertenecían a corrientes distintas de la psicología moderna, poseían cierto parecido en sus metodologías de trabajo. Empezaron a desarrollar y estructurar todo esto que tenían en común y que le daba éxito en sus terapias.

Además, Grinder y Bandler empezaron a dar atención psicológica personalizada con las estrategias recién aprendidas, teniendo éxito aún sin ser psicólogos. Todo lo lograron “Modelando” a los tres psicólogos anteriores.

Sin quedarse con eso, estos dos genios idearon también una especie de carrera no formal para preparar personas en esa área. Y a medida que las personas iban finalizando cierto nivel iban obteniendo un título. Al primer nivel se le llamó Practitioner en PNL.

Los otros niveles de la PNL son el Coach en PNL (del que voy a hablar con ahínco más adelante) El Trainer PNL y el Master PNL. (Los niveles han ido evolucionando a través del tiempo con respecto a los primeros niveles planteados por los fundadores). 

Todos estos nombres fueron colocados en inglés debido a que el idioma original en que se desarrolló la PNL fue en ingles. Su traducción es la siguiente.

Practitioner = Facultado, Practicante.

Coach = Entrenador.

Trainer = Entrenador de segundo Nivel.

Master = Maestro.

La carrera en PNL

La carrera en PNL no requiere tantas exigencias académicas como sí lo hace la psicología por lo que en muchos casos los psicólogos no ven con “buenos ojos” a los acreditados en PNL. Quizás dirán algo así: “yo estudié 5 años para ser psicólogo y atender personas y este estudió un año y cura la fobia en 5 minutos. No puede ser”.

Pasó el tiempo y la PNL se popularizó en el mundo con suma rapidez. Y el nivel Coach en PNL se propagó dando como resultado muchos Coaches PNL por todo el mundo. De modo que el término Coach se empezó a asociar sólo con esta corriente. Pero resulta que es un error muy común porque el término coach solo traduce Entrenador. Y existen muchos entrenadores en diversas áreas. Hay entrenadores de todo, coach de fútbol, baloncesto y todos los deportes, de fitness, de comida, finanzas, un sinnúmero de coaches. De modo que cuando una persona dice que es coach debe especificar en qué es coach, porque he escuchado a muchos hoy en día decirse coach y pareciera que saben de carpintería nuclear, macromoléculas aeronáuticas y polvo cósmico sólo por haber estudiado para ser coach en una carrera de tres meses (Sería lo de menos el tiempo de estudio sino la efectividad). Además al autodenominarse coach es valioso comprender que se sabe algo en una materia específica y que se ignora otras.

Incluso en el mismo Crecimiento Personal existen diversidades de coaches en diferentes corrientes y estilos, que en ocasiones buscan el mismo objetivo pero que en otras no. Que a veces utilizan estrategias parecidas pero con metas diferentes.

Además hay coaches que no han estudiado de forma directa una carrera y la han desarrollado por su experiencia. Por ejemplo en el fútbol hay entrenadores (Coaches) que llegan a ese cargo sin haber estudiado con formalidad el fútbol. Por eso a Zinadine Zidane entrenador del Real Madrid con tres copas Champions Europeas de manera consecutiva, se le puede llamar Coach de Fútbol aún sin tener la carrera con título, porque finalmente lo que importan son los resultados. Y este es un detalle fundamental que psicólogos y Coaches de PNL, ontológicos, sistémicos, vibracionales, personales, de vida, motivacionales o cualquier otra persona vinculada al crecimiento personal debe tener presente. Los resultados.

¿Estoy mandando yo a que la gente no se forme o que no estudie? Jamás lo haría. Soy educador y estoy seguro que la educación es el camino, pero a la vez debo reconocer que hay genios que se forman solo con la experiencia. Además también hay psicólogos con carreras de 7 años, post grado, doctorados que no saben ejercer, lo hacen de forma pirata. Obviamente también hay gente muy estudiada y los conozco, doy fe de su profesionalismo.

De la misma forma hay coaches formados en tres meses extraordinarios y también los hay piratas.

Hay de todo. Hay coach buenos, coach no tan buenos, psicólogos buenos, psicologos no tan buenos. Nos toca hacer algo que a nuestro cerebro no le gusta «Dejar de generalizar» no ser tan flojos y observar los detalles. Dejar las etiquetas, olvidar por un momento las palabras; todos, siempre, nunca.

De modo que siempre van a prevalecer los resultados.

Que hablen los clientes, no los especialistas porque al fin y al cabo son ellos los que poseen la última palabra.

Pienso que John Grinder y Richard Bandler no deberían molestarse porque un coach de PNL se forme por su propia experiencia al fin y al cabo la PNL nació así de una experiencia de personas no vinculadas a la psicología. Incluso todas las carreras han nacido de esta manera. Siempre hubo alguien que con su experiencia empezó a estructurarla hasta finalizarla. Los pensum de las Universidades no cayeron del cielo.

La experiencia vale y a mi criterio un gramo de experiencia pesa más que un kilo de teoría.

Esto no quiere decir que no honremos a los filósofos Epicteto, Epicuro, Diógenes y Sócrates por todas sus enseñanzas y procedimientos. Y también la genialidad de renombrar y estructurar todos esos conceptos de parte de John Grinder y Richard Blander, ellos también merecen ser honrados.

Hablando de Coach. Existe una corriente llamada FECLE (Formación de Emprendedores, Conferencistas y Líderes Empresariales) que tiene como filosofía de vida promover el Crecimiento, Personal, Profesional y Financiero.

Además, FECLE es un poderoso sistema empresarial que brinda oportunidades para evolucionar como empresario de la nueva economía. En pocas palabras FECLE forma un coach que piensa como empresario y un empresario que siente como un coach.

Su objetivo es lograr personas, autónomas, conscientes y conectadas.

Este gran programa de formación incluye el Curso Intensivo de Oratoria para tocar al alma de la audiencia representando el crecimiento profesional. El curso Lidera tu Coaching para atreverse a renacer, representando el crecimiento personal. Y el curso Emprendimiento Liderazgo y Prosperidad, dominando la energía del dinero y representando el crecimiento financiero.

La Formación FECLE ha sido diseñada por los profesores y psicoterapeutas del alma Ángel Gámez y Ana Colmenares recopilando una serie de conocimientos y experiencias de modo que todos aprendan de todos. Tomando en cuenta la forma peculiar con que se aplica la metodología de trabajo dinámica y vivencial.

Además FECLE es Almas Tocando Almas debido a que todas las personas formadas bajo esta filosofía entregan el corazón en cada acción.

Cada vez son más las personas que se atreven a vivir esta experiencia. No nos las sabemos todas en la vida. La formación es un proceso permanente. El aprendizaje no es una opción. No podemos elegir si aprender o no. Siempre vamos a estar aprendiendo. Lo que sí podemos escoger es qué aprender. Tú decides.

El alma conoce el camino.

Sigeme, Comparte y Comenta.

@agamezliderazgo